PALÉS PARA CASA.

La idea de decorar una casa con palés podía parecer algo atrevida hace un tiempo y, sin embargo, está cobrando cada vez más fuerza. Esta tendencia en auge resulta sencilla, barata y apta para todos los públicos por lo que tiene lo tiene todo para poder triunfar en muchos hogares.

Hasta hace no mucho, era un material desdeñado y arrojado a la basura al que no se le reconocían, en absoluto,  cualidades decorativas. Y, sin embargo, ha sido finalmente rescatado de la inmundicia para integrarse  en salones, dormitorios y estancias diversas de la casa.

Expertos, profesionales y manitas se han sumergido de lleno  en este universo de infinitas posibilidades. Un descubrimiento que ha dado origen a producciones estéticas de muy diversa índole y que ha conquistado el espíritu ecologista, vintage y creativo de muchos.

El principio en el que se basa es muy simple: se desmontan las tablas que configuran la estructura del palé para ensamblarlas, de modo diferente, en función de aquello que se quiera construir: sillas, mesas, estanterías, somieres, armarios… Las herramientas necesarias tampoco son excesivamente complicadas ya que un martillo, papel de lija y clavos pueden bastar. No obstante, una escuadra de carpintero y una sierra lograrán ampliar el abanico de posibilidades.

Y para obtener inspiración nada mejor que navegar por la web. En ella abundan ejemplos de construcciones realizadas a partir de madera reciclada que demuestran el juego que dan unas tablas. Youtube, Instagram y Twitter son redes sociales pobladas de imágenes y tutoriales que explican, paso a paso, cómo construir una librería, unas escaleras, armarios, sofás…La imaginación es el único límite!!

 

Imagen: Pixabay.

Port Relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.