TOQUE INDUSTRIAL.

El Estilo Industrial En Casa

Una de las tendencias que está arrasando actualmente en el mundo de la decoración e interiorismo es el conocido como estilo industrial. Se trata de un tipo de decoración nacido de la necesidad de adaptar espacios y convertirlos en viviendas respetando su estructura y elementos ornamentales originales. Antiguos almacenes, fábricas, comercios etc… son algunos de los espacios que han acabado como viviendas de este tipo. Os desvelamos las claves de este estilo y las pautas para incorporarlo, en mayor o menor medida, a vuestras casas.

Independientemente del grado en que queráis “industrializar” vuestra casa, hay ciertos elementos básicos a la hora de crear un ambiente de este estilo: habitaciones diáfanas y espacios abiertos, monocromatismo en colores fríos, uso de pocos elementos decorativos y materiales rudos como el metal, el aluminio, el cemento, el vídrio o la madera sin pulir.

El estilo industrial es perfecto para lofts, pisos pequeños o casas antiguas y para aquellos a los que les gustan los estilos puros y líneas rectas y sobrias. Los elementos decorativos se reducen en la mayoría de los casos a los muebles, de estilo antiguo, o los propios elementos estructurales como vigas, tuberías al aire etc…

La clave de este estilo reside en enfatizar las pequeñas imperfecciones causadas por el (supuesto) paso del tiempo o las huellas de un pasado industrial: paredes de ladrillo, cableados a la vista, extintores, maderas gastadas o metales oxidados son algunas de sus señas de identidad. Pero para incorporar este estilo no es necesario mudarse a un antiguo almacén. Os proponemos algunos detalles para dar un toque industrial a la vez que chic a nuestra decoración.

Las cocinas de estilo industrial suelen incorporar cerámica de imitación ladrillo en blanco, que recuerdan las paredes antiguas manteniendo un estilo actual. Los electrodomésticos, en acero inoxidable, y los muebles en tonos oscuros le dan esa atmósfera austera que tanto caracteriza a este estilo. Las lámparas colgando del techo al más puro estilo fábrica o almacén le dan el toque final.

Un elemento muy característico de los baños de estilo industrial son las bañeras clásicas, similares al vintage pero con un aspecto un tanto más rudo. Las paredes, en materiales como cemento o ladrillo blanco y los accesorios en acero y en líneas rectas.

En el resto de estancias y habitaciones, predomina el monocromatismo. Blanco puro para paredes y puertas salpicados únicamente por detalles en color en gris, negro o marrón. Las lámparas, al estilo flexo, son el elemento decorativo principal a la vez que resultan muy prácticas.

El toque final para la  decoración industrial perfecta se puede conseguir incorporando muebles y accesorios antiguos o de segunda mano al más puro estilo fábrica u oficinas como estos:

¿Habéis dado un toque industrial a alguna de las estancias de vuestra casa?

Artículo by reformasblog.com
Imagen: Dicoro.

Recomendado por BIGMAT Asurmendi. El lugar donde encontrarás todo lo que necesitas para tus reformas.

Port Relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.