DE DISEÑO.

Un tejado es algo más que un conjunto de características técnicas que permiten ofrecer refugio y aislamiento. Se trata también  de un elemento que contribuye a definir el estilo del hogar. Y a la hora de desarrollar la línea de diseño más adecuada en cada caso la versatilidad del material resulta crucial. De ahí que el empleo de las tejas sea uno de los primeros planteamientos ya que, aun siendo un recurso constructivo milenario, la gama de posibilidades que ofrece es inmensa.

Para un efecto estético moderno que represente las últimas tendencias arquitectónicas, las tejas planas pueden ser la alternativa más apropiada. Aportan un toque minimalista y crean una sensación óptica de continuidad que dan lugar a cubiertas de aspecto ligero y uniforme.

Los edificios y viviendas más tradicionales pueden optar por las tejas curvas, un diseño que se perpetúa a lo largo del tiempo y que nunca decepciona. Confieren volumen, proporcionan un aire clásico inimitable y admiten todo tipo de configuraciones de composición y color por lo que la personalización queda garantizada.

Si la idea, sin embargo, es sorprender con una estética atrevida lo más aconsejable es recurrir a la combinación de estilos y a la experimentación de materiales, terminaciones, colores y formas que darán como resultado cubiertas originales llenas de personalidad.  Una actitud resuelta y fresca que bien puede extenderse a otras áreas llevando las tejas a superficies como pérgolas, aparcamientos exteriores…

¿Te atreves?



Ven a BIG MAT ASURMENDI  
y encuentra las colecciones de las marcas de tejas más punteras del mercado. 

Port Relacionados