TECHOS MANDALA.

Las estructuras recíprocas o Techos Mandala son sistemas de elementos que conforman estructuras espaciales basadas en el apoyo mutuo de elementos de madera formando redes estables en formas simétricas. Su funcionamiento estructural se basa en una transmisión continua e infinita de carga entre pares, dando origen a una estabilidad capaz de soportar cargas y rigidizar grandes construcciones.

Son tan fascinantes como lógicas. Descubren la belleza de lo simple y recuerdan los místicos mandalas, a la vez que permiten lograr importantes estructuras de cubiertas o puentes, con poco material siendo casi un reto al cálculo físico.

El principio de reciprocidad estructural, es decir, el uso de elementos de soporte de carga (vigas de madera) para componer una configuración espacial en la que están mutuamente apoyados entre sí, exige un mínimo de tres elementos y un determinado coeficiente de rozamiento  para alcanzar el equilibrio. La base de su funcionamiento reside en que un elemento se apoya en el siguiente, y así sucesivamente, hasta que el último se apoya sobre el primero cerrando el círculo de la autosustentación.

HISTORIA

La arquitectura histórica tradicional no conoce muchos ejemplos fuera de algunos antiguos templos budistas y bocetos del genio universal Leonardo Da Vinci. También los Tipis y otras construcciones primitivas los recuerdan, pero ha sido a finales del siglo XX cuando se han retomado estas formas de construcción, principalmente en Japón y en construcciones alternativas de bioconstrucción.

Leonardo da Vinci (1452-1519) inventó numerosas máquinas que permitían realizar infinidad de cosas, entre las cuales se encuentra la creación de un sistema de cubierta para grandes áreas sin necesidad de apoyo interno. En su exposición mostraba vigas de madera entrelazadas de una manera muy particular para posibilitar esa autosuficiencia. Una idea que consideraba especialmente práctica ya que podía ejecutarse de forma rápida y sencilla sin uniones complicadas ni herramientas especiales. Algo que probablemente nació para ofrecer, entonces, una cubierta con sombra en espacios como los mercados o los campamentos militares y que desde el siglo pasado está recuperando interés en el ámbito de la construcción.

Lectura recomendada por BIG MAT ASURMENDI,
todo el material que necesitas para tus tejados y cubiertas lo tienes aquí.



Fuente: apuntesdearquitecturadigital
Imagen: Ecoosfera

Port Relacionados