SUELOS Y FORJADOS

Hoy en día resulta difícil descubrir una vivienda cuyos habitantes no se hayan sentido, en alguna ocasión, molestos por los ruidos procedentes de las habitaciones o estancias de arriba o simplemente por las fuertes lluvias o el paso de los aviones. Injerencias acústicas que pueden parecer triviales pero que logran quebrar cualquier ambiente de paz y tranquilidad. Sin embargo,existe una solución: basta con disponer de un buen aislamiento térmico de suelos y forjados.

Con este método se consiguen amortiguar considerablemente los fuertes sonidos que provoca el espacio aéreo o el vecindario, y se dota a la vivienda del aislamiento oportuno para liberarse de las molestias generadas por un exceso de decibelios.

Aislando térmicamente suelos y forjados también se logran evitar otros ruidos cotidianos como los provocados por impactos contra el suelo muy típicos de las viviendas que cuentan con un espacio destinado a juegos infantiles o al ejercicio físico (gimnasios domésticos). Es decir, con el aislamiento adecuado se elimina la posibilidad tanto de molestar como de ser molestado.

Pero no se trata solo de ventajas acústicas, si no también de mejoras en la eficiencia energética y, por tanto, en el consumo mensual. Y es que regulando la temperatura interior e impidiendo cualquier tipo de filtraciones con el exterior, se logra mantener un ambiente agradable en cualquier época del año. . Por último, aunque no menos importante, los suelos y forjados aislados ofrecen mayor protección contra posibles incendios ya que evitan que este se propague hacia plantas superiores.

¿Todavía te vas a pensar aislar tus suelos y forjados?

Todo el material que necesitas lo tienes en Big Mat Asurmendi, tu tienda profesional de materiales de construcción.

Fuente: aislahogar
Imagen: Deposit

Port Relacionados