TECHOS VERDES

¿Sabes que el techo verde más antiguo data del año 500 a.c.? Sin embargo lo que hoy conocemos como techo verde difiere sustancialmente de versiones más antiguas. Y es así debido al desarrollo de la tecnología. Más popular en Europa desde los años 60, es ahora cuando se está extendiendo su uso en los Estados Unidos.

¿Cuáles son los beneficios?
1. Son capaces de regular las temperaturas, actuando como aislantes térmicos manteniendo el fresco en estaciones calurosas y el calor en estaciones frías.
2. Pueden servir como huertos urbanos, lo que fomenta el autoconsumo en la comunidad y reduce gastos en la lista de la compra.
3. Mejoran la calidad del aire en las ciudades absorbiendo los contaminantes, lo que se traduce en menos enfermedades respiratorias y pueden suponer una reducción del gasto sanitario derivado.
4. Absorben hasta el 80% de la lluvia por lo que evitan posibles inundaciones.

Para poder disfrutar de este ventajoso sistema de cubierta, la azotea ha de ser habilitada para albergar la vegetación elegida y evitar posibles filtraciones del agua al edificio. Es importante, además,  mantener sanas las plantas y seleccionar aquellas especies que vayan más acorde con el tipo de clima.

Con el objeto de evitar que la instalación afecte a la estructura del edificio, se colocan varias capas: anti-raíces, drenante (que deje pasar el agua pero no la tierra) e impermeable y aislante para evitar daños al tejado del edificio. -En algunos casos pueden realizarse con algo de pendiente pero esto puede dificultar también el mantenimiento de la tierra húmeda.

Los techos verdes se dividen en dos clases, principalmente: extensivos o intensivos, según el tipo de vegetación y del cuidado que implica. Los primeros, que apenas necesitan cuidados y los segundos, más parecidos a jardines o huertos urbanos, que a pesar de que exigen mayores atenciones, son más demandados.

Los techos verdes pueden, en definitiva, considerarse una eficiente medida para reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera provenientes de las ciudades, y regular la temperatura de los edificios. Una fórmula que permite reducir el gasto en aire acondicionado o calefacción y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

¿te gustaría ver el techo de tu edificio convertido en verde?

Fuente: sostenibilidad.com/ certificadosenergeticos.com
Recomendado por BIG MAT ASURMENDI.

Port Relacionados