FUGAS DE CALOR.

Que las cubiertas de los edificios constituyen un componente crucial de la envolvente y un factor clave para la eficiencia y ahorro energético de la construcción es una realidad de la que no se puede escapar. No en vano, más del 30% de la energía de una vivienda se pierde por el tejado. Pero, además, si su aislamiento no es el adecuado, los problemas de humedad y la pérdida de confort térmico están casi garantizadas.

Si bien lograr la temperatura perfecta y administrar el gasto energético no es sencillo, existen construcciones que, sin dejar de satisfacer las necesidades básicas, alcanzan este objetivo sin problemas. La dificultad actual reside en que muchas de las edificaciones no se acogen al Código Técnico de Edificación (CTE) de 2013, ya que fueron construidas antes de esa fecha. Por este motivo, no es de extrañar que el 99 % de ellas sufran pérdidas de calor durante los meses de invierno. Fugas que podrían reducirse hasta en un 70 % si el aislamiento térmico fuera el adecuado.

Existe siempre la posibilidad de recurrir a la Rehabilitación energética de cubiertas mediante la mejora del aislamiento térmico y así  minimizar las pérdidas (invierno) o ganancias de calor (verano). Aunque se trata de un recurso que, en la medida de lo posible, debe llevarse a cabo con anterioridad a las mejoras en los sistemas de climatización (calefacción y/o refrigeración). El resultado, sin embargo, será de lo más satisfactorio ya que la demanda energética se verá notablemente reducida y por tanto el ahorro económico, energético y de emisiones de CO2.

Son, por tanto, las cubiertas y tejados de las viviendas un punto esencial no solo para el bienestar en el interior sino también para el bienestar medioambiental. Una apuesta que cada vez cobra mayor importancia en un planeta que sufre altos niveles de contaminación y que exige medidas inmediatas para su preservación.

En BIG MAT ASURMENDI también nos preocupamos por el entorno y la naturaleza.  Por ello podrá encontrar en nuestras tiendas innumerables artículos con el sello GreenMat, que garantiza que dichos productos están elaborados con materiales respetuosos con el medioambiente.

Port Relacionados