PURA SOSTENIBILIDAD.

La cerámica posee versatilidad, dominio estético, funcionalidad y una fuerte dosis de sostenibilidad. Y es que está fabricada a partir de materiales 100% naturales, no desprende compuestos gaseosos nocivos y destaca por la ausencia de agentes contaminantes durante su utilización. Pero además cuenta con la apuesta de grandes firmas que buscan mejorar aún sus prestaciones y aumentar su eficiencia.

Es el caso de Cerámicas Sampedro, proveedor de Big Mat Asurmendi, cuyos esfuerzos técnicos para lograr un mayor ahorro energético y aislamiento térmico y acústico de sus productos así como su compromiso con el empleo de energías limpias en los procesos productivos, demuestra una clara apuesta por la construcción y arquitectura sostenibles.

En este sentido, materiales elaborados por la compañía como el nuevo ECOrec®, representan una solución muy adecuada en el ámbito de los materiales de construcción asociados a las demandas de sostenibilidad. Un sistema constructivo que consigue ahorrar hasta en un 90% de mortero y agua, en relación a otros sistemas de albañilería tradicional. Pero además permite la construcción de edificios de bajo consumo energético y  favorece su climatización natural potenciando su  eficiencia energética. A todo ello se suma el hecho de que los cerramientos realizados con  materiales cerámicos aportan también una bio-climatización natural interior y destacan por su capacidad de regular la humedad.

Es decir, no sólo la cerámica de por sí es altamente ventajosa en muchos sentidos sino que empresas como Cerámica Sampedro logran mejorar todavía más sus posibilidades. En este caso hablamos de auténticos pioneros en la aplicación de energía limpia en sus procesos de producción que promueven activamente  los edificios pasivos de España y que hacen de la eficiencia energética y la sostenibilidad su máxima prioridad. 

Port Relacionados