VENTANAS DE AGUA.

El  futuro de la construcción perfila ventanas llenas de agua en edificios y viviendas con un objetivo que va más allá de la estética y se sumerge en el universo del ahorro energético. Sostenibilidad y fuerte impacto visual fruto de un exigente trabajo de carpintería que va a cambiar la forma de construir.

El concepto surge como respuesta a la necesidad de reducir los costes económicos y medioambientales de la climatización en la mayor parte de las construcciones. Se impone la urgencia de replantear los formatos aislantes y de superar los obstáculos técnicos que suponen los propios huecos estructurales. De hecho, aunque dichos espacios supongan una pequeña parte del conjunto, su capacidad de aislamiento respecto al resto es notablemente inferior y cualquier pequeña mejora en este sentido podría suponer un ahorro de energía de hasta un 25% en todo el edificio. De ahí que ventanas y puertas se conviertan en objeto de estudio.

Es en este punto donde entra en escena el prototipo de ventanas llenas de agua WFG amparado por la Universidad de Loughborough y cuyos resultados publicados en Science Direct son más que prometedores. Parece que sus cualidades técnicas superan a las tecnologías actuales como las carpinterías con doble e incluso triple acristalamiento. De hecho, su capacidad de usar la absorción del agua de manera efectiva para mejorar el rendimiento energético del vidrio se traduce en un ahorro de entre el 47%-72% en comparación con el primero y entre un 34%-61% respecto al segundo.

A día de hoy existen dos mini edificios construidos en base a este revolucionario sistema y se encuentran  en Hungría y Taiwán. Gracias al mecanismo de vidrios llenos de agua como parte de un sistema mecánico más grande se logra que estas viviendas puedan enfriarse y calentarse por sí mismas sin necesidad de suministros energéticos adicionales como suelen requerir otros sistemas convencionales como la calefacción, la ventilación y el aire acondicionado. En una versión más sofisticada se añade una bomba de calor para que actúe en función de las necesidades estacionales.


Sin duda alguna se trata de una alternativa de acristalamiento que puede convertir el vidrio en una oportunidad única para el campo de la construcción sostenible. Una clara demostración de que el pensamiento holístico aplicado a la construcción favorece la creación de entornos más respetuosos con el medioambiente. 

Fuente: Ovacen.
Altamente recomendado por BIG MAT ASURMENDI, tu tienda profesional de construcción con el sello GREENMAT, que garantiza que una gran parte de nuestra oferta son productos elaborados con materiales respetuosos con el medioambiente.

 

 

 

Port Relacionados