CONTRA EL FUEGO.

Si se desea obtener una protección extra contra el fuego en el hogar, uno de los grandes enemigos de las construcciones a lo largo de la historia, la lana de roca y la lana mineral son dos excelentes opciones. Y aunque ciertamente esta amenaza es claramente menor en el siglo XXI, no ha desaparecido por completo. De ahí que para evitar que todo el contenido del hogar pueda ser dañado o perdido a causa de un incendio, se recomienda tomar medidas adicionales y específicas.

Entre ellas destacan la lana de roca y la  lana mineral, sistemas de aislamiento que no requieren obra alguna y se realizan  mediante relleno de las cámaras de aire interiores y exteriores de la vivienda. Por un lado, la lana de roca es un aislante natural que se elabora a partir de proceso de hilado mediante el calentamiento de rocas basálticas volcánicas y mineral coque. Una vez alcanza los 1500 grados de temperatura y se encuentra en estado líquido, se pueden obtener“hilos”, que se entrelazan entre sí hasta formar la lana de roca. El principal fabricante de este material es Rockwool, proveedor de Big Mat Asurmendi,  y posee las siguientes características:

  • Baja conductividad térmica 0,038 w/m·k.
  • Alta resistencia térmica.
  • Excepcional comportamiento frente al fuego Euro. Se encuentra dentro de la clase A1 – Incombustible.
  • Alta absorción acústica: 0,70-090 alfa.
  • Bajo calor específico: 825 julios.
  • Bajo desfase térmico: hasta 6 horas en espesores de 200 y 250 mm.
  • Hidrófilo. Esta lana no absorbe agua y no se pudre.

 

La lana mineral, por otra parte, se obtiene a partir del sílice. Se transforma en vidrio, se calienta hasta 1600 grados y, una vez en estado líquido, se obtienen fibras que se entretejen hasta conformar la textura definitiva.El fabricante más importante es Isover, también proveedor de Big Mat Asurmendi,  cuenta con las siguientes cualidades técnicas:

  • Muy baja conductividad térmica: 0,035 w/m·k.
  • Alta resistencia térmica.
  • Excepcional comportamiento frente al fuego. Se sitúa en la clase A1 – Ignífugo.
  • Alta absorción acústica: 0,70-090 alfa.
  • Moderado calor específico: 950 julios.
  • Moderado desfase desfase térmico: hasta 6 horas en espesores de 200 y 250 mm.
  • Hidrófilo, buen comportamiento frente agua y humedad

 

En caso de incendio, ambos tipos de aislamiento constituyen una solución totalmente fiable para proteger el hogar durante un periodo de entre 30 y 240 minutos, dependiendo del espesor instalado. Un tiempo que puede marcar la diferencia entre perderlo todo o no, ya que los servicios de bomberos suelen invertir una media de 30 minutos en responder a una urgencia.

¿Quién quiere arriesgar?


Fuente: Ecogreenhome
BIG MAT ASURMENDI, tu tienda profesional de materiales de construcción.

 

Port Relacionados