METODOLOGÍA BIM.

La Metodología BIM, del Inglés Building information Modeling, está revolucionando los proyectos de edificación e infraestructura en España y en todo el mundo. Esta metodología de trabajo colaborativo ayuda a facilitar el control, la gestión y el análisis de los proyectos de edificación en cada una de sus áreas y fases. De esta manera se logra mejorar (y mucho) la productividad de las construcciones.

El BIM, entre otras cosas, permite documentar todo el ciclo de vida de una edificación mediante el uso de herramientas informáticas. Según el Ministerio de Fomento, funciona como una maqueta digital, con una gran base de datos que facilita la gestión de todos los elementos que forman parte de la infraestructura de una obra, durante todo el ciclo de vida de la misma.

Su funcionamiento se basa en un modelado 3D inteligente basado en datos. Es decir, se busca la integración de todas las áreas que componen un proyecto de edificación para que  todas las personas involucradas en el proyecto puedan tener acceso. Gracias a este sistema, pueden añadir las modificaciones necesarias con los nuevos detalles y acciones realizados y contemplar un progreso que resulta visible para todos.

Una de las principales ventajas que ofrece para cualquier proyecto de edificación o infraestructura es que permite el incremento en la productividad y la mejora del flujo de trabajo. Además facilita la reducción de costes; del tiempo y cumplimiento de plazos y de los errores humanos que suelen, además, ser fuente de conflictos. Por no mencionar la simplificación de los análisis en todas las etapas, la transparencia y la disponibilidad de información real que mejora notablemente la comunicación entre los participantes.

En definitiva, constituye una auténtica revolución en la forma de trabajo para el sector de la construcción.


Escrito por c-r-l.es.
Recomendado por BIG MAT ASURMENDI, 
tu tienda profesional de materiales de construcción.

Port Relacionados